martes, 16 de octubre de 2012

Circular Grazalema Simancón Reloj Charca Verde Grazalema


Ruta realizada el 12 Octubre.

Hoy día 12 Octubre fui con Mª José a Grazalema, tras desayunar en Montellano unos molletes de Puerto Serrano, con aceite y jamón, fantásticos y de efecto “bifidus”.

Llegamos al aparcamiento del camping Tajo Rodillo de Grazalema, en la zona superior del pueblo, dónde dejamos el coche.

Con la mochila en la espalda partimos por el sendero que nos dirige al collado del Endrinal.

Eran las 10,30h de la mañana, pronto alcanzamos dicho collado y al iniciar la bajada hacia el valle del Endrinal, nos encontramos con un cruce, señalizado con un poste indicativo.

A la izquierda nos conduce a Grazalema, supongo por el itinerario que conduce a la Cueva Dos Puertas, y hacia la derecha nos manda hacia el mirador y Puerto del Boyar, esa dirección es la que nos interesa y que cogimos.

Llegados al valle y siguiendo la dirección anterior, de nuevo otro poste indicativo, tomamos la dirección Puerto las Presillas, que es el que se dirige al Puerto del Boyar, caminamos dejando a nuestra derecha un cercado o muro de piedras con vallas de madera para guardar el ganado, cuando se acaba éste, se observan a nuestra izquierda una serie de troncos cortados y colocados formando una especie de círculo,






si observamos, por detrás de ellos vemos el sendero a tomar que en continuo ascenso


nos lleva a la plataforma donde a nuestra izquierda se ve la ladera del Simancón,


que posteriormente subiremos y a nuestra derecha los Yedrales o así lo conozco, pues en el plano del IGN viene como Navazuelos.
Si miramos al frente, una vez en la plataforma observamos otra elevación, según el plano de 1492m de altitud a la cual subimos, siguiendo el sendero que nos atraviesa esa plataforma y nos dirige a Villaluenga del Rosario.


Una ascensión rápida y sin complicaciones, pero prestando mucha atención al lapiaz existente, toda esa cresta estaba plagada de cabras montesas.


Una vez realizadas las fotos de rigor,



invertimos la dirección y atacamos la ladera del Simancón, que en menos tiempo de lo esperado, llegamos a su cumbre,


perfectamente indicado mediante hitos de piedras y señales pintadas, flechas amarillas sobre fondo negro.

Un espléndido mirador y eso que ese día había unas nubes bajas que de vez en cuando nos tapaban las vistas, pero al mismo tiempo, nos hacía el caminar más agradable y fresco.

Tras fotos y otear diversos picos en el horizonte, bajamos hacia el reloj por la cuerda-cresta rocosa que los une,


tras subir al reloj, igualmente bien surtido de hitos de piedra, nos dispusimos a comer en su cumbre.


Tras este merecido descanso, descendemos hacia la Charca Verde, 


igualmente bien marcada con hitos, dirección Sur, siempre con el Simancón a la derecha nuestra.

Una vez en la Charca Verde, que por cierto estaba completamente seca y tiene poquísima profundidad por decir algo, vamos, nula profundidad, para entendernos, pero el pozo de al lado si tenía agua, nos dirigimos a nuestra izquierda dejando a la espalda el Reloj.


Por un sendero bien marcado y desbrozado, vamos al principio descendiendo y llaneando, para en ciertas ocasiones ascender muy suavemente hasta terminar caminando prácticamente en llano durante un buen tiempo,


 atravesamos pinares dónde los trabajos de limpieza del monte, se han hecho notar, multitud de troncos cortados, apilados y retirada su corteza, no sé cuál es el destino y utilidad de los mismos,


el caso es que cuando nos dimos cuenta nos encontramos con otro cruce, que al igual que los anteriores estaban perfectamente señalados mediante postes indicadores, nosotros tomamos la dirección que nos marcaba hacia el camping, que nos lleva directo al primer cruce que nos encontramos al bajar del collado del Endrinal. Una vez en este punto sólo nos queda repetir el camino de subida que hicimos por la mañana pero en sentido inverso hasta llegar al vehículo, que lo teníamos en el aparcamiento situado al lado del camping,


dónde llegamos a las 17h de la tarde.

No hay comentarios :

Publicar un comentario