martes, 4 de diciembre de 2012

CIRCULAR POR LOS LLANOS DEL REPUBLICANO, CANCHA BERMEJA Y CANCHO DEL DIABLO


Ruta circular realizada el 2 Diciembre 2012.

Fuimos Rodrigo y yo, Antonio, el que les escribe.

Procedentes de Benaocaz y dirección a Villaluenga del Rosario, atravesamos el pueblo, pasamos la famosa quesería “Payoyo”, el aparcamiento que se encuentra justamente a continuación, algo más elevado e inmediatamente, nos metemos a la derecha por un carril cementado en continuo ascenso.

En su punto más alto, tiene un rellano, que sirve de aparcamiento. Allí dejamos nuestro vehículo.


Comenzamos a caminar sobre las 11h de la mañana por el carril de tierra, justo en el comienzo existe una bifurcación a la derecha, más deteriorada, por la que se llega al Puntal de la Raya.


Nos topamos enseguida con una gran cancela verde, con entrada para coches, sólo para propietarios y con entrada para peatones o caminantes.

Una vez cruzada, llegamos a una bifurcación, tomamos a nuestra derecha, marcada con un cartel informativo, que pone “Puerto del Correo 2h”, al principio llanea, pero después se torna descendente y en algunos puntos con cierta pendiente.

Prácticamente cuando estamos llegando a la planicie del Llano, observamos a nuestra derecha una edificación, supongo para resguardar el ganado porcino, que por aquí deambula a sus anchas.


Llegamos a una nueva cancela, de menor porte que la anterior, pero con los dos tipos de entrada. Es la que de alguna manera nos abre la puerta a los Llanos del Republicano.

Continuamos unos metros por el carril y justamente al atravesar el arroyo de los Pajares, nos dirigimos a nuestra izquierda, abandonando el carril y cogiendo una senda, que aunque suele haber marcas de rodadura, en estas fechas, suele ser un barrizal tapizado de hierba con leves charcos de agua.



Lo seguimos durante un trayecto y nos lleva a otra cancela que hay que pasar e inmediatamente volver a cruzar el anterior arroyo.


Si nos damos cuenta, vamos caminando paralelos y dejando a nuestra derecha, a la cadena montañosa llamada Sierra de Líbar.

Llegamos a la altura de un nuevo cercado que han colocado recientemente, debe tener entre 1 a 2 años, como mucho, para ganado vacuno, 


que nos permite el paso mediante una cancela, pero preferimos bordearlo, dejándolo a nuestra izquierda y con dirección hacia la cadena montañosa, pasando un muro de piedra bajo.

Durante un rato caminamos entre encinas, 


el mencionado muro a nuestra izquierda y la Sierra de Líbar a nuestra derecha, hasta alcanzar el cauce, lecho de grandes bloques de piedras, que penetra en las mismas entrañas de la cadena montañosa, por la conocida sima del Republicano, 


en ella vierten las aguas el arroyo de los Pajares y el de los Álamos, que aquí se unen, en el mismo cauce y antes de ésta, se encuentra la sima de Cabito, un agujero de unos 12m como primer pozo de entrada y que posee varios pequeños lagos de aguas super frías, hay que entrar con trajes de neoprenos.

La sima Cabito vierte sus aguas a la próxima sima del Republicano a cierta cota subterránea.

Tras la observación del lugar y algunas fotos, continuamos con nuestro itinerario, vamos paralelos al arroyo de los Álamos y llega un punto donde lo tenemos que cruzar, estamos con un vallado a nuestra derecha, pero justo al final de éste, observamos una portilla, que es un viejo somier que hace dicha funcion.

Por él, tenemos que pasar, no sin relativo esfuerzo, pues se halla en lo alto de un bloque de piedra al cual hay que encaramarse para poder pasarlo, entramos en una especie de finca limitada por vallas, aunque me da la impresión, que son los límites de unas con las otras, pues parece que vas dentro de una, cuando estás dentro de otra y no se acaba nunca.

Una vez que entramos por la portilla, de seguida, vez la siguiente que tienes que sortear, al abrirla nos vino flechado para nosotros, un ejemplar enorme de cerdo ibérico, pero menos mal que mantuvo las distancias, porque si no, todavía estaríamos allí, menudo bicho.

Entramos en la finca donde habían muchos cerdos, que se aproximaban a nosotros, pero a cierta distancia se paraban y se alejaban, no me fiaba ni un pelo, pasamos al lado de un bonito aljibe con tres piletas alineadas talladas en piedra y cada una tenía una plancha de hielo en la parte superior, que por cierto, nos dedicamos a romper, además de fotografiar.



Estábamos entrando por la zona de Cancha Bermeja, según el plano del IGN, pero al encontrarme con un cazador de la zona, me indicó, que el torcal de Cancha Bermeja estaba más retirado y que hacia dónde íbamos, se conoce con el nombre de Cancho del Diablo.

Comenzamos a ascender de forma suave, pasamos al lado del cortijo de los Nuñez y nos internamos en una zona con formaciones rocosas muy particulares, de grietas horizontales, torcalitos.



Pasamos otra portilla y nos encontramos con un simpático refugio realizado con piedras y con un techo de placas onduladas de color verde, con piedras encima por todo su perímetro, para impedir que el viento la levantase.


Más adelante 


lo que nos toca es superar un muro de piedra, que por la zona de paso se encontraba algo derruido, 


seguíamos por un paisaje de torcalitos aislados, muy bonitos y espectaculares, algunos usados por las cabras domésticas, como sillones en lo alto de ellos y puntos para otear, magníficos.


Seguíamos un marcado sendero en todo momento, hasta alcanzar un muro o valla con un hueco de paso, que se nos quedó a nuestra izquierda, pues nosotros continuamos de frente, que era el sentido que traíamos, a partir de aquí no existía un marcado sendero, más bien no había, buscábamos los senderos abiertos por los cochinos y los que veíamos más cómodos de caminar.

Durante un trayecto caminamos entre arbustos de pequeño porte, sin pinchos, nos dirigimos hacia una elevación que teníamos en frente por la zona de La Breña, una vez en su cumbre y tras superar un muro de piedra, nos guiamos por un sutil y poco marcado sendero, de nuevo estábamos dentro de otra finca bordeada por muros.

Desde aquí se observaba una elevación rocosa muy curiosa, se trataba como de un plano inclinado de unos 45º toda ella, pensé: “poyaquestamosaquí”, vamos a subirlo.


Se trata de un pico marcado con un desnivel de 1.068m de altitud, lo subimos por la parte más difícil de todas, no por gusto, 





si no porque fuimos a ver un abrigo que se destacaba desde lejos y cuando nos vimos allí, decidimos subir por ese mismo punto, antes que bajar y bordearlo, así que nos pusimos mano a la obra y entre enormes e inmensos bloques de piedra, probando por aquí, por allá, y con algún paso algo expuesto, logramos tras un buen esfuerzo coronar el pico.






Justamente en su parte superior, el pico está formada por impresionantes losas de piedras lisas inclinadas al menos 45º, daba algo de "cangueli" subir a su punto más alto, pero las vistas y el mero hecho de conseguirlo mereció la pena. Este pico tiene el nombre del cerro Tinajo.





Tras tomarnos un descanso y comer algo de fruta, 


emprendimos el regreso por el otro lado, 


bastante más fácil y cómodo, que por donde subimos, tras estar bajando durante un buen rato, descubriendo terrazas preciosas durante el descenso, bellos rincones y pequeños y curiosos torcalitos, 








llegamos al llano de nuevo.

Lo primero que encontramos, para no variar, fue otra cancela en la que había un cartel de “Peligro, animales sueltos”, 


que daba acceso a una especie de parcela con el terreno arado de forma ligera, el cual lo bordeamos, por si acaso y salimos por otra cancela que estaba situada enfrente de la anterior.


A partir de ella, el terreno se hace carril, al principio algo resbaladizo, pues había barro y estaba algo deteriorado, era zona de cochinos de nuevo, hasta alcanzar una gran angarilla, 



                                                                                                              (El pico de1.068m que subimos)


tras la cual el carril se hace más definido y de tierra con un mejor firme, pasamos cerca de la casa del Molinillo.




Este carril empieza a ascender suavemente entre alcornoques y tras superar varias bifurcaciones 




nos deja en el punto, dónde al comienzo del sendero del día de hoy, nos desviamos en la dirección que nos marcaba el cartel del “Puerto del Correo 2h”.


Ya sólo nos quedaba andar unos 400m y llegar a nuestro coche, tras volver a pasar por nuestra última y primera cancela de nuestro recorrido de esta jornada.



 Aquí terminó nuestra aventura del día.

Datos de interés de la ruta:




Te puedes descargar el track de la ruta en el siguiente enlace:

2 comentarios :

  1. Saludos Antonio. Interesante blog que no conocía. Pese a lo que os comentó el cazador entiendo que cruzasteis Cancha Bermeja, posiblemente lo de Cancho del Diablo sea alguna formación. El cerro es el Tinajo, aunque posiblemente no subiste por el mejor camino. En nuestro blog de "El Tercer Tiempo" tienes amplia información. P.Sánchez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pensangil, os he contestado en wikiloc, posiblemente sea lo que comentas respecto a Cancha Bermeja y Cancho del Diablo.
      Lo del nombre del Tinajo, ya lo vi en vuestro blog, pero por no modificar ese dato en el momento, se me pasó, ahora mismo lo incluiré, gracias.
      Respecto a subir a la cumbre del Tinajo, soy consciente, como indico en wikiloc y en mi blog, que ese tramo era delicado y apto sólo pa "cabras".
      Un saludo

      Eliminar