martes, 14 de enero de 2014

Circular de subida al Picacho y al Aljibe. Alcornocales

Ruta realizada el día 10 de Noviembre de 2013.

Organizada por el Ayuntamiento de Tomares y, acompañándonos como guías Alberto de la Prada y Antonio Feria, y donde se podía apuntar cualquier persona interesada.

Al menos fueron unos ocho coches con cuatro plazas de media aproximadamente.

Dejamos los vehículos (como pudimos, ya que estaba hasta la “bola”) en los alrededores del Aula de la Naturaleza del Picacho, aproximadamente en el Km. 30 de la carretera que une Alcalá de los Gazules con Puerto de Galis.

En mi caso, puse el coche y llevé a tres pasajeros de los que, a la vuelta, sólo repitió uno de ellos, ya que los otros dos se quedaron a tomar unas cervezas en el pueblo y regresaron en otro turismo.

Con mochilas a la espalda y botas de montaña en los pies, iniciamos nuestra andadura.

Atravesamos la carretera comarcal y pasamos por un supera valla dispuesto para la ocasión. Una especie de puerta incómoda que daba acceso al Parque y al inicio de nuestro recorrido.

Por un sendero bien marcado fuimos subiendo suavemente hasta alcanzar la laguna del Picacho, que encontramos casi sin agua. Tenía una buena estampa con el Picacho al fondo y la laguna a sus pies.



Había carteles que informaban sobre toda la variedad de anfibios que nos podíamos encontrar pero, al único animalito que vimos fue a una simpática lagartija que tuve la suerte de fotografiar.


Tras ese breve intervalo, para observar toda esa zona, proseguimos la ruta y pronto alcanzamos una edificación con un horno de pan restaurado.


Allí, todos nos reagrupamos y continuamos con la ruta.

Por un sendero marcado, y entre numerosos alcornoques, íbamos caminando hasta que alcanzamos otro salta vallas, de esos incómodos, que supongo que detendrán a los animales pero incordian mucho a los humanos.




Previamente, habíamos superado la Garganta de la Cierva por un puente de madera y el trazado que realizábamos discurría paralelo a ella.

Pasado el salta vallas, cruzamos la carretera local, prácticamente sin circulación motorizada, pero sí  utilizada por ciclistas.

Algo más adelante, el sendero comienza a tomar pendiente y, tras cruzar en esta ocasión, la Garganta del Picacho, afluente del anterior, nos depositó en un mirador natural privilegiado.




Unas estupendas vistas de la costa gaditana y sus pueblos, incluido la propia provincia, así como diferentes elevaciones y lugares de interés descritas en un gran tablero informativo.


Desde este punto al siguiente de reagrupamiento, no tardamos mucho. Se trataba del collado que separaba el Picacho a nuestra izquierda y el resto del itinerario hacia nuestra derecha, dirección hacia el Aljibe, indicado mediante unos postes indicativos.

Ese tramo tenía el terreno cubierto por vegetación, principalmente helechos, aunque seguíamos caminando por un despejado y marcado sendero que jamás perdimos en todo el trayecto.







Ya sólo restaba la última subida dirección al Picacho rodeado, en todo momento, por brezos principalmente.

El tipo de roca existente en esta zona es de un tipo de arenisca curiosa donde las vetas más resistentes, las oscuras color óxido, estaban marcadas claramente y menos erosionadas, sobre las más débiles de color  más blanquecino. Se trataba de unas rocas muy particulares.


Una vez en el pico del Picacho de 888 m de altitud, picamos algo. Era una extensión medianamente plana que tenía una cresta rocosa, en forma de picachos, que limitaba toda su parte oeste.








Tras ese momento de relajación y contemplación del paisaje de alrededor, emprendimos su descenso hasta conectar de nuevo con el collado anterior.




A medida que íbamos avanzando, el Picacho se iba quedando más alejado a nuestra espalda.








Nos internamos de nuevo por otro bosque de alcornoques hasta que nos encontramos con un muro de piedras y una valla metálica de alambres que mantuvimos durante un largo recorrido a nuestra izquierda.



A cierta altitud, la arboleda se transformó en arbustos y matas que nos acompañaron todo el tiempo hasta coronar nuestro segundo pico de la jornada.


Tuvimos que pasar al menos dos puertas metálicas (que nos hicieron llevar un vallado alto, en esta ocasión, a nuestra derecha) cuando íbamos cercanos y alineados con el collado y elevación de Puerto Oscuro.




A unos doscientos metros antes de llegar a él, el sendero giraba y discurría casi paralelo a la cordal que lo une con el pico Aljibe hasta conectar con el carril que, procedente de la Sauceda, pasaba cercano a nuestro segundo objetivo del día.

Desde allí, y en suave ascenso, tras pasar otro saltavallas, teníamos a poca distancia su vértice geodésico, pero nosotros nos encaramamos directamente a una pequeña peña rocosa anterior para ver la Pileta de la Reina.





Más tarde nos aproximamos al poste geodésico que se encontraba masificado.


Desde aquí las vistas eran amplias y preciosas, con el embalse de Barbate en primer lugar y de una inmensa parte de la costa gaditana. También se observaba el Peñón de Gibraltar y un observatorio en lo alto de un cerro cercano, entre otras elevaciones.




Aquí comimos y, como buitres desde sus posaderos, oteábamos todo a nuestro alrededor.



Yo propuse, a los guías acompañantes del ayuntamiento, volver por el canuto de Puerto Oscuro, pero prefirieron volver por el carril, sobre todo porque había algún que otro senderista lesionado.


Así que, ya sin dejar en ningún momento el carril, fuimos bajando por un larguísimo y serpenteante camino hasta alcanzar el refugio en cuya fuente exterior manaba un agua fresca y cristalina que muchos senderistas bebieron para saciar su sed.



Nos encontramos con caballos y vacas además de otra laguna, similar a la del Picacho, pero de menores proporciones, donde también había un cartel indicativo sobre los diferentes anfibios que por allí se podrían encontrar.



En seguida dimos con la carretera local que, esta vez, recorrimos durante algunas centenas de metros para conectar en el punto donde, por la mañana a la ida, la cruzamos.

Ya sólo nos quedó repetir el mismo trazado de ida hasta llegar a los vehículos.


DATOS DE INTERÉS DE LA RUTA:




Si quieres el track de la ruta, pincha sobre el siguiente enlace:

http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=5959534

No hay comentarios :

Publicar un comentario